No necesito dormir. Necesito respuestas II “Homofobia en en el yaoi”

tumblr_inline_nn9q64DZwr1r61mmt_500

Voy a comenzar diciendo que es posible que este post moleste a alguien. No es esa mi intención, sólo quiero mostrar mi punto de vista y, tal vez, intentar que se vea el problema.

Para empezar, una pequeña clase (tal vez innecesaria) sobre el vocabulario del yaoi.

El Yaoi, como bien sabemos, es el término japonés designado al manga y anime que muestra una relación entre dos hombres. Este género está más orientado hacia un público femenino, a diferencia del bara. En el yaoi se conoce tres tipos de personajes: los semes, los ukes y los sukes. Los semes son los activos de la relación, los ukes son los pasivos y los sukes… bueno, los sukes son los versátiles, los que han estado en ambas posiciones.

Yo empecé dentro del mundo del yaoi antes de pasar al slash y todavía me gusta (los 16,6 GB de memoria que ocupan los mangas de mi disco duro dan fe de ello), pero no puedo sino observar y asombrarme ante la homofobia (y me atrevería a decir machismo) que abunda hoy en día entre los fans del género.

La última vez que estuve leyendo los comentarios de alguna de las decenas de páginas de yaoi que sigo en Facebook, me quedé estupefacta ante las burlas e incluso las discusiones que surgían porque dicho personaje de cierto manga o anime era seme. No sé como vais en el mundo del yaoi, pero hay pocos mangas de los que se hacen anime (largos, no OVAs de 2 o 3 capítulos) y uno de los últimos que salió fue Love Stage, un manga divertido y entretenido. Love Stage trata sobre Izumi, un chico universitario al que le gusta el manga y que no destaca dentro de una familia llena de artistas. Izumi tiene un trauma por haber sido obligado por su madre a vestirse de niña para un comercial cuando era sólo un niño y le ha cogido asco al mundo del espectáculo. Por otro lado, tenemos a Ryouma, un actor y cantante que tiene bastante fama y que está enamorado de Izumi… de Izumi, la niña que conoció en el rodaje del anuncio 10 años atrás. Y un día, por cosas del destino que no voy a contar, Ryouma e Izumi se vuelven a encontrar y el primero descubre que la chica de la que estuvo enamorado durante 10 años es en realidad un chico. Y el enamoramiento no se le pasa, así que decide que no importa, que lo quiere. El problema de los fans llega ahora: Izumi no es típico uke que se resiste a los avances del seme, sino que investiga y aprende sobre el sexo gay, dispuesto a hacerlo (aunque la primera vez no es lo que se pudiera decir “memorable”) y Ryouma está muy alejado del estereotipo de seme, de hombre frío y al que le importa bastante poco lo que quiere su enamorado.

bu8lqatiaaalz-f

Ryouma es el segundo de abajo

Y parece ser que eso no gusta a los fans, que lo comparan con sus predecesores en el anime (porque os aseguro que el mundo del manga es un poco más amplio, a pesar de que por el momento no he encontrado ninguno en el que la pareja sea versátil) y lo tachan de nenaza, vergüenza y uke en el armario (que ya llegaremos a esa manía de creer que el pasivo es inferior al activo).

Así que tenemos un uke al que le gusta el sexo y lo busca y un seme que es atento y amoroso. ¡¿A dónde vamos a llegar, por dios?! Llamadme loca, pero las violaciones no me van nada, gracias.

Hemos llegado a un punto en el que llamar uke a alguien es igual a insultarlo. No, señores, no. ¿Os gusta ver a dos hombres follando? La respuesta es sí, o no estaríais viendo yaoi. Pues dejad a un lado esos prejuicios homófobos que tanto daño hacen, esas bromas que escuchas de los típicos machitos, bromas que no mencionaré porque son de muy mal gusto. Y a las mujeres que hacen ese tipo de comentarios (que son la mayoría del público de este género), os digo que además de homófobo es machista. ¿O es qué porque un hombre disfrute estando abajo, es menos? ¿El hecho de que se la metan lo hace menos hombre o, más importante aún, menos persona? Espero que veáis lo contradictorio de este pensamiento.

Y esto no pasa únicamente en el yaoi, que os creéis que sí, pero no. Lo he visto en el slash e incluso en libros homoeróticos. El recuerdo más reciente es de un comentario en un fic original que había escrito, en el que me decían que hubieran preferido que X hubiera sido seme (el fic tenía dos escenas de sexo y fue “versátil”). Me quedé ciertamente estupefacta, pues no estaba segura de que les había impulsado a creer que el personaje X era seme o porque Y tenía que ser uke, cuando a nivel físico eran iguales (recordemos que una de las características del yaoi es el aspecto físico estereotipado de los protagonistas, siendo el seme alto y fuerte y el uke más bajo, inocente y “femenino”).

Este tipo de discusiones surgen en todas partes: ¿Drarry o Harco? ¿NaruSasu o SasuNaru? ¿Castiel arriba o Dean? “Bueno, Castiel es un ángel poderoso que mata sólo con chasquear sus dedos”, “Dean es un cazador que nunca dejaría que lo pusieran abajo” “Dean es más alto”… NO. ¡NO! ¿Qué más da que Castiel apareciera como un ángel patea traseros? ¿Qué importa quien haya matado a más demonios? ¡Nada! No estamos discutiendo sobre quien debería encabezar una lucha, maldición, estamos hablando sobre sexo, sobre hacer el amor. Es como hace 500 años, cuando la postura “adecuada” era la del misionero. No, señoras y señores, en el sexo no hay nada “adecuado” o correcto o lógico.

Damas y caballeros que lean esto y al que les gusta el yaoi, me gustaría que reflexionarais. ¿Qué es lo que buscáis? ¿Qué queréis ver? ¿Dos hombres follando, dicho crudamente, o a un hombre que parece una mujer en el papel de una mujer? Para eso veis shojo. No digo que los hombres tengan que ser todos altos, musculosos y peludos, pues las personas vienen en distintos tamaños, colores y personalidades, pero no os quejéis de que el “seme” tenga aspecto de osito de peluche o no actué como un bastardo egoísta y celoso.

He sido muy cruda en mi vocabulario, lo sé, pero os aseguro que me contenido mucho.

Si habéis llegado hasta aquí, ¿qué pensáis?

Anuncios

6 comentarios en “No necesito dormir. Necesito respuestas II “Homofobia en en el yaoi”

  1. ¡No puedo estar más de acuerdo! Hace poco que estoy volviendo al mundo del yaoi y ya me estoy arrepintiendo, obviamente con el tiempo uno adquiere madures y ya define sus gustos y deja de lado los estereotipos absurdos sobre los que discutía con sus amigos de rol o cosas por el estilo. ¡Pero parece que nada cambia en las paginas! A veces son los administradores quienes echan más leña al fuego (No solo pasa en paginas yaoi o slash, tambien me ha pasado en paginas de libros por sorprendente que suene), y aunque uno se queje, muchos no le prestan atención, y luego es por eso que los fans de estas temáticas por así decirlo quedan mal vistos, ni meternos como son vistos en la comunidad LGBT, pareciera que son el diablo para ellos ver a una fangirl. Pero es completamente entendible, y es por eso que ellos se quejan y dicen: si apoyas a nuestra comunidad, nos apoyas a todos, no solo a los chicos lindos gays.

    Le gusta a 2 personas

  2. No suelo leer mangas yaio ni ver anime así, creo que solo vi dos y ya. Pero hablando de parejas de series en cuanto al Johnlock es lo mismo que con el Destiel, si es top!John o bottom!Sherlock o viceversa, hay discusiones de eso y molesta. Luego si pasamos por otros fandoms como el de In The Flesh hay fan que quieren a Kieren con Rick y luego estan las que lo preferimos con Simon y si no eres de algún bando te persuadirán de que es mejor y que no. Con Marvel pasa lo mismo. Hay tantos casos. Y tú has hablado muy bien de algunos en esta entrada

    Me gusta

  3. A mí me gusta el slash, pero confieso que soy ajena a mangas, anime y demás medios de expresión,solo conozco el fanfiction. Puedo entender que las fans de una pareja homosexual de personajes de ficción, tengamos más o menos preferencia porque tal o cual personaje sea “seme”, “uke” o “suke”. Entiendo que esas preferencias pueden estar en función de cómo interpretamos la personalidad del personaje en cuestión y de ahí que nos parezca más apropiado que sus relaciones sexuales sean como “top”, “bottom” o ambas. También está (o por lo menos, para mí) en función de si nos identificamos más o menos con esos personajes. Lo que no entiendo, sin embargo, son esos planteamientos que, como muy bien dice el artículo, son machistas. Y que tratan de ajustar la mera preferencia sobre cómo abordar el acto sexual (y algunas pocas cosas más) a estereotipos machistas, como que si te gusta ser el pasivo en la relación tienes que ser sumiso y sacrificado o que si eres el activo tienes que ser un tipo duro, agresivo y hasta cruel. Precisamente, cuando muchas mujeres usamos el slash o yaoi para explorar relaciones en las que las emociones, el sexo y los conflictos se dan entre iguales, para desvincular tal cosa del papel que nos viene asignado cultural y socialmente a las personas en función de si somos hombres o mujeres, para olvidarnos del sexo biológico y explorar esas relaciones en función simplemente de la personalidad, de nuestra forma de ser. He leído fics en los que se reproducían con total descaro estereotipos burdamente machistas, basados en el mito del “amor por el sacrificio” que, desgraciadamente, aún está en el imaginario de muchas mujeres, con “ukes” que soportaban lo insoportable para ser amados por sus “semes”, algo que las mujeres deberíamos tener superado. Sin embargo, cosas como las “50 sombras de Grey” que nos venden relaciones abusivas como “románticas” no ayudan nada y esto se da mucho, desgraciadamente en el fenómeno slash o yaoi u otras variantes y cuando aparece quien se molesta porque el “top” o “seme” no suficientemente abusador tiene un problema de respeto por sí misma, francamente. Entiendo que todo eso, no obstante, se mueve en el ámbito de la pura ficción, por lo que tampoco hay que atacar que haya lectoras que quieran fantasías “incorrectas”, como esas mujeres que fantasean con la violación, pero que jamás permitirían tal cosa en la vida real; pero eso no da derecho a atacar tampoco que muchos productos de ficción slash o yaoi que no se ajusten a tus fantasías más oscuras. Ante todo, RESPETO por las preferencias ajenas. Además, que es muy fácil, si tal fic no te gusta, lee otro.

    Le gusta a 2 personas

  4. Estoy completamente de acuerdo con lo que dices, diría que punto por punto. Tal vez porque nunca me han entusiasmado los personajes, estereotipos y roles del yaoi (realmente me gusta el bara).
    Son dos hombres juntos, y eso es lo que me gusta, que sean hombres y se comporten como hombres. Si quisiera un hombre que se comportase como una mujer no leería slash, leería a Victoria Holt (que también lo hago, para qué negarlo).
    Que vaya arriba o abajo para mí no significa que sean “dominante” y “dominado”, simplemente que cada uno encuentra placer de una manera u otra. Y, por supuesto, aunque mi mente tenga su top/bottom favorito en cada pareja, eso no quita para que disfrute de una historia bien escrita en la que no actúan como “me gusta”.
    Si el yaoi sólo va a servir para que trasladen allí sus prejuicios… Mejor que se pongan a hacer punto de cruz.

    Le gusta a 1 persona

  5. Yo no leo Yaoi, pero lo mismo sucede con el Slash. La gente se aferra a justificaciones ridículas para darle una personalidad sexual a un personaje que puede ser completamente equivocada.

    Basándonos en la realidad (por experiencia), en las relaciones no existen roles tan definidos como en la ficción. La gente tiende a ser versátil por naturaleza, porque el que resulta ser el “activo” también quiere ser satisfecho sexualmente y para que esto suceda tiene que haber alguien que “activamente” haga lo suyo, por ende, los dos tendrán su momento activo y pasivo, es lo normal.

    Yo creo que estas exigencias nacen, en la mayoría de los casos, de lectores que no tienen experiencia sexual y aún creen inocentemente en la realidad a la que han estado expuestos, es decir a la ficción. Se nota su ignorancia cuando articulan sus demandas hacia los autores.

    Siento que lo más común en los fandoms otorgar una personalidad sexual fuerte a los personajes que tienen una personalidad fuerte socialmente, lo que psicológicamente hasta puede ser al revés. Usualmente, las personas con carácter fuerte suelen ser aquellos que tratan de no mostrar sus vulnerabilidades y miedos, cosas que, en la intimidad, pueden salir fácilmente a la luz.

    Yo actualmente estoy invirtiendo las personalidades sexuales de mis personajes principales, porque en la serie nunca se vio esa faceta. Mas en el fandom se condicionó a una como la pasiva ya otra como la activa y pues, hay muchas quejas al respecto. También (y esto me alegra mucho), hay gente que aprecia el cambio y que sigue la historia con ganas.

    Finalmente creo que es cuestión de hacerlo, escribir lo que se nos venga en gana en ese aspecto. Después de todo la mayoría de fandoms Yaoi y Yuri no son estrictamente canon y estas relaciones pueden ser acopladas por los autores, así el fandom arda en ira por no querer aceptar lo que les estamos brindando.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s