“Homofobia en el yaoi” El comentario que se convirtió en entrada

“Homofobia en el yaoi” El comentario que se convirtió en entrada

Conforme fui leyendo la entrada iba asintiendo suavemente, consciente y de acuerdo en lo que se describía, pero también recordaba los argumentos que mis propias amigas y yo hemos ido creando al respecto del tema. Y es mucho más profundo me temo. Porque es algo que ocurre mayoritariamente en el fandom hispanohablante. Entendí la molestia que describía Andrea en su entrada cuando uno se encuentra con estos comentarios, pero hacía falta contexto. Porque dentro del fandom en ingles, no he tenido la mala fortuna de encontrarme con estos comentarios.

Hago hincapié porque todos esos comentarios homofobos,  machistas que nos encontramos en páginas slash/yaoi provienen de individuos que forman parte de una sociedad, cuya carga ideológica y cultural es necesario considerar al hablar de temas como estos. Así pues voy a centrarme en México, podría hablar de mi experiencia viviendo en Chile, pero para términos de la entrada hablare de mi país.

La cuestión es que ver esta clase de comentarios nos refleja en primera instancia una sociedad carente de educación asociada al género, la propia comunidad LGBT en México tampoco es como que pueda salvarse de la pedrada, la verdad. Hablo desde la propia experiencia debido a mi profesión (Trabajadora Social).

En fin, México es un país machista, mucho, cuya violencia hacia las mujeres y todo lo diferente es cruenta ya que la familia, la sociedad y los medios de comunicación bombardean a las personas todo el tiempo respecto a estereotipos que se perpetuán en la cotidianeidad. Y sí, el género es algo que no se enseña.

Además como bien decía Andrea el yaoi es un producto japonés creado por mujeres para mujeres. Y ejem, Japón también es uno de los países cuyos índices de machismo son muy elevados e ideológicamente perpetuados. Entonces ¿Por qué nos sorprende la poca versatilidad en el yaoi? Es decir es un shoujo con dos penes, nada más.  Ahora si en profundidad analizamos este aspecto no es que haya poca versatilidad en el género, es que las series más populares son las más sosas y carentes de un valor argumentativo tal, que no va a cambiar en lo absoluto la fórmula, sí eso le hace ganar dinero.

Así que entendamos que un producto plagado de estereotipos, heteronormatividad, ideales mitificados de romanticismo y además machista consumido por otro país machista, son los resultados que nos va a arrojar.

Las nuevas generaciones,  como en todas partes del mundo, están cambiando. Pero no es eso a lo que nos enfrentamos, sino a años y años de constructos sociales que ponen a la mujer como inferior y a todas las otras manifestaciones sexuales distintas a la heterosexual, como “enfermedades” o “aberraciones” o “desviaciones”.

Una mujer que es criada con ideales de mujer todologa, dueña de casa, maravilla del hogar, cuyos refuerzos sociales se centran en el inicio de una relación, luego en la boda, luego en los hijos y así sucesivamente, que se preocupa por todos pero rara vez en ella, porque siempre la han hecho sentir que no vale lo suficiente en su familia, en la sociedad, en los productos que consume y en los programas que mira. Como es que no va a rechazar a ese uke agresivo que quiere sexo, como él dice cuando él dice, sí eso choca con todo lo que le han enseñado, además Izumi de Love stage cumple muchos estereotipos clásicos del yaoi, empezando por el aspecto, lo que de algún modo podría generar mayor empatía con la lectora, ya que es ese el objetivo. Y hasta cierto punto resulta un absurdo.

Hacerla entonces querer asimilar que esa conducta es adecuada, cuando todo en su entorno esta gritándole lo contrario pues está mal visto y en el mundo real eso la convertiría en una “puta” “necesitada” o “rogona”, esta cañón ¿no?

Además un fenómeno curioso en México es el siguiente:

Hombre = éxito

Si yo soy mujer, pero quiero tener éxito, debo comportarme como un hombre, porque es lo que socialmente puede otorgarme status.

Ese es uno de los fundamentos del machismo en las mujeres, que a veces no es ni si quiera consciente, porque el punto de enajenación en el que vivimos es estratosférico. Y que en realidad nos remonta al primer punto del problema, ya saben, sobre las concepciones sociales mayormente aceptadas por todo el mundo.

A lo que yo llegue es que en profundidad el tema puede ser más complejo que solo ir e hinchar pelotas por mera entretención sobre quien está arriba y quien abajo.

Además slash y yaoi es un ambiente hipersexualizado, por lo que no hay que ser tan sensibles, todo gira en torno a la sexualidad y quien se la mete y como se la mete al otro. Hablando en términos generales, no estoy diciendo que todo funcione del mismo modo, pero si la gran mayoría, incluso los libros. Porque es ficción y puede ser usado como desfogue o espacio para cumplir fantasías, que no necesariamente pueden trasladarse a la realidad.

En fin que para contrastar lo anterior tenemos el libro de Benjamin Alire Saenz: Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo. En donde además de una relación gay desde la perspectiva de un hombre, nos narra las fuertes confusiones ideológicas y culturales de Aristóteles, al respecto de su preferencia sexual esta aparece como parte de la vida de una persona y no como la vida de esa persona. No hay nada grafico y aun así es absolutamente maravilloso.

Después de mucho “bla, bla”, en mis primeros acercamientos a la perspectiva de género dos lecturas me sirvieron mucho. “Feminismo para no feministas” y “El género” de Marcela Lagarde, que pueden descargar pinchando sobre los títulos, sí les interesa.

Hace un año y medio además construí un proyecto que consistía en 9 talleres a aplicarse de manera gratuita a personas que pertenecieran al fandom, que tocaba temas tales como autoestima, género, prevención contra la violencia y sexualidad que desafortunadamente no tuvo una gran acogida, porque era presencial, pero que estoy rediseñando para que pueda llevarse a cabo de manera online, posteriormente lo ideal sería trasladarlo a un espacio concreto si hay personas interesadas al respecto. Para más info pueden visitar mi blog donde espero subir entradas al respecto.

Por otra parte y a manera de conclusión, siempre he creído que este tipo de situaciones están asociadas a la educación y la falta de información o mal manejo de ella en las personas, por lo cual, una manera de atacar el asunto no es crucificando a nadie sobre que le gusta, porque y demás. Si no simplemente, y si está en nuestras manos, facilitar las herramientas, para conocer más opciones que aquellas que nos señala la mayoría.

La perspectiva de género y el feminismo me hizo conocer esas otras opciones, que no son ni buenas ni malas, solo están ahí para quien quiera vivir de otra forma y no solo tratar de sobrevivir en un mundo predatorio como este. No me etiqueto a favor de o en contra de porque eso no sería congruente, simplemente se hace lo que se puede para actuar, vivir y pensar del modo que más le resulte adecuado a uno desde una posición más informada y no tan a la deriva.

Sin más por el momento, me despido y gracias por su atención.

Sara Manen.

Anuncios

3 comentarios en ““Homofobia en el yaoi” El comentario que se convirtió en entrada

  1. Hola Sara.
    No sé por donde empezar exactamente. Bueno, vamos por orden: es cierto que no creé un contexto (debería empezar a pensarlo), pero debo decir que no he estado casi nada, por no decir nada, en el fandom inglés, la mayoría de las páginas que sigo son hispanohablantes, más concretamente de Latinoamérica, y me he centrado en ellas (tampoco es que Estados Unidos sea la cuna de la igualdad y la aceptación, pero allí ya no entro).
    No puedo sino darte la razón en todo lo que has dicho: leemos y vemos lo que queremos leer y ver, pero porque nos enseñan a querer esas cosas, a aceptarlas. Vivo actualmente en España, y debo decir que es un país bastante justo en cuanto a cuestiones sociales, pero a la vez veo cosas que a primera vista parecen estar bien y, si te quedas pensando en ellas, ves que son más perjudiciales que beneficiosas, mayormente en cuanto a la mujer. Jurídicamente se protege y favorece a la mujer siempre. En primera instancia no está mal, sobre todo teniendo en cuenta que hay países donde las mujeres son casi invisibles, pero a la larga sólo puedo ver injusticia. Los hombres no denuncian los maltratos sufridos por sus parejas y, cuando lo hacen, se burlan de ellos (no sé si entrar en la contradicción de eso “las mujeres son tan fuertes como los hombres, pero a la vez negamos que una mujer pueda levantar una mano contra un hombre, pues es mujer y no tiene la misma fuerza”). La Policia hizo en España una campaña (por twitter) con dos imágenes, una de un hombre (“Cuando maltratas a una mujer, dejas de ser un hombre”) y otra de una mujer (“Cuando maltratas a un hombre, dejas de ser una mujer”) y empezó el cabreo, primero entre los internautas de twitter, y más tarde esto llegó incluso a las noticias. Al día siguiente ya habían quitado el twitt y habían pedido disculpas. ¿Disculpas, por qué? Se le acusó de machista por intentar invisibilizar a la mujer, por intentar que ambos casos fueran igualados pues, cito, “hay más muertes de mujeres al año que de hombres”. En las noticias, cada vez que un hombre mata a su pareja, se menciona lo que ha sucedido y recordando casos anteriores, pero ni una sola vez se ha hablado de los hombres que han muerto. A finales de año se da el numero total de víctimas “por violencia machista” (56 en 2015), pero nunca se habla de los hombres que han sido asesinados por sus parejas o ex parejas, incluso los números son una incógnita (entre 19 y 30), pues ni siquiera se lleva una lista, tal y como se hace con las mujeres.
    Parece bueno que las mujeres sean protegidas, pero hay veces en las que se llega a un punto en el que se las protege tanto que se invisibiliza a los hombres. ¿No somos todos personas? ¿Seres humanos? ¿Por qué la vida, la muerte, de alguien es más importante que la de otro?
    En España todavía hay mucho camino por recorrer en cuanto a la igualdad de la mujer (en el plano económico, las mujeres cobras menos que los hombres), pero no veo como lo que es tan haciendo sea beneficioso.
    Ok, creo que me he pasado hablando sobre esto, pero no he podido evitarlo-

    Me gusta

    • Siento decirte que por mi trabajo, en el ámbito jurídico, tengo conocimiento cercano del tema de violencia en pareja. Y sin perjuicio, por supuesto, de que hay casos en que una mujer mata a su pareja o ex pareja, lo cierto es que las cifras NO son comparables. Hay que entender que detrás de la violencia machista, de la que el asesinato por parte del marido o ex marido es solo una de las manifestaciones más extremas, hay toda una IDEOLOGÍA, un patrón de comportamiento, un modelo social, según el cual el hombre es superior a la mujer y tiene derecho a usarla, a dominarla y a castigarla si no es obediente. Las cifras de violencia contra la mujer están en muchos sitios oficiales: desde el Ministerio del Interior (datos policiales y datos penitenciarios) hasta el consejo del poder judicial (datos de sentencias). La GRAN DIFERENCIA entre el hecho de que una mujer agreda a un hombre y viceversa, es la ideología. De hecho, los jueces no hacen distinciones entre las agresiones (de hombre a mujer, o de mujer a hombre) si no hay un sustrato machista detrás de ellas. Eso es lo que se valora. El sustrato machista supone que detrás del asesinato o agresión, hay toda una serie de ataques en los que el hombre ha tratado de anular, dominar, someter a la otra persona, a la mujer, y esto por el mero hecho de ser mujer y de considerarse él como un ser humano superior.

      Puedo darte la razón en que la ley que trata de dar una respuesta jurídica a este tipo concreto de violencia que, desgraciadamente, es una lacra aún en nuestra sociedad (pese a ser mucho más avanzada que otras muchas de nuestro entorno) no es la más adecuada y ha dado lugar con cierta razón a numerosas críticas y yo personalmente le haría muchos reproches también. Pero ante un problema específico, la violencia machista, el derecho tiene el deber de dar una respuesta específica. En el caso de hombres asesinados, puedes tener la certeza, de que su asesino o asesina serán juzgados y que los tribunales tendrán en cuenta, como en todos los casos, las circunstancias y la gravedad del crimen. He de añadir que, con horripilantes excepciones, las asesinas de sus marido, con frecuencia, o han sido maltratadas por ellos durante años, o tienen problemas psicológicos serios, cosa que no se suele dar cuando es el hombre el que mata a la mujer, ya que suele hacerlo porque la mujer trata de escapar de su control y de su dominación. Esto es lo que explica que la mayoría de los asesinatos se produzcan cuando la mujer se quiere divorciar o se ha divorciado o rompe la relación.

      Un dato: las estadísticas sobre personas en prisión demuestran que tan solo el 8% de las personas presas son mujeres. si se aplica esta distinción por sexos en crímenes violentos, la proporción de hombres es muchísimo mayor. A nivel universal, el 95 % de los asesinatos son cometidos por el sexo masculino.

      Le gusta a 1 persona

  2. En todo caso, te dejo este artículo. No estoy de acuerdo con él, pero los comentarios (sobre todo el #3 y el #5), me parece que merecen ser estudiados http://www.eldiario.es/zonacritica/hombres-incluidos-Ley-Violencia-Genero_6_456414383.html
    Ley de Violencia de Género es un ley que se aprobó en España en 2004, por la cual todo crimen cometido por uN hombre hacia una mujer debe ser juzgado como un crimen de odio, tal como es el de racismo y homofobía

    El comentario #3 dice lo siguiente:

    “La argumentación en este artículo tiene un pequeño fallo, que por desgracia según mi opinión tumba el argumento.
    .
    Si cuando una mujer mata a su marido han de estudiarse las condiciones específicas de cada caso, ya que por ser mujer no se encuentra incluida en una sociedad que fomente sus privilegios. Es decir, se considera que las causas pueden ser múltiples y que puede haber multitud de agravantes o atenuantes que modulen de un modo u otro el resultado judicial. ¿Porqué no ha de tenerse esto en cuenta cuando es un hombre el que mata a su pareja? ¿Siempre que un hombre mata a su mujer se debe a que se cree superior, o por causa del género?¿No se dan múltiples causas que puedan ser agravantes o atenuantes? ¿Los hombres solo pueden matar a las mujeres por violencia de género?
    .
    En resumen, ¿Porqué con los hombres se elimina esa necesidad de conocer las causas reales, penalizando su género, pero con las mujeres si debe investigarse? ¿Tan difícil era crear el agravante de “género” que se aplicara única y exclusivamente a aquellos hombres, o mujeres que mataran a su pareja debido a un ambiente que potenciara esta acción?
    .
    En cuanto a lo de que existe el tipo penal para el racismo, por supuesto, pero el racismo no habla de que sean blancos que matan a negros en exclusiva. Habla de cualquiera que mate a otra persona con motivo de su raza o etnia, ya sea un grupo de skinhead o antiblancos (que existen), ambos serían juzgados por penas agravadas por racismo. Y ese es el problema de la LIVG, que no es reciproca, que presupone un agravante hacia un género por el mero hecho de pertenecer a ese género.”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s