“The Rise of a Dark Lord” de Little.Miss.Xanda (Harrymort)

troadlTítulo: The Rise of a Dark Lord

Autor: Little.Miss.Xanda

Traductor: Guadi-Fic’s / xFang 

Ship: Tomarry / Harrymort (Tom Riddle/Harry Potter)

Fandom: Harry Potter

Capítulos: 12 (118,174 palabras en español) 22 (239,985 palabras en inglés)

Estado: En proceso

Resumen: Dumbledore estaba seguro de haber tomado la decisión correcta. Diez años después, Harry le muestra lo equivocado que estaba haciéndose un nombre en Hogwarts y mostrando a todos que él es mucho más que el NQV. Con esto atrae la atención del Señor Oscuro, haciendo que Voldemort crea que el Niño-Que-Vivió podría ser mucho más que un enemigo.

PD: Para los que os lo estéis preguntando: no, Voldemort no tiene su cara reptilina. 


Aquí estoy, en un momento de mi vida que nunca creí vivir. No creo que las confesiones sirvan de mucho, pero debo hacerlo con vosotros. Yo… yo me pasé al lado oscuro. Sí, lo hice. El mundo de Harry Potter, como siempre he dicho, es amplio en cuanto a argumentos, pero también lo es en cuanto a parejas. Hasta ahora mi amor por Drarry opacaba cualquier pareja que pudiera existir. Pero desde hace poco… desde hace poco las historias que agrego a favoritos en Fanfiction han cambiado. Snarry. Tomarry. Etc. Y es un largo etc.

Así que una vez superado el susto inicial y reprimido cualquier posible negación interior, me sumergí en el abismo. Y es precioso.

Para que veáis cuanto se ha trastocado mi vida, no sólo os traigo un fanfic Harrymort, sino que además es un fanfic en proceso (si esto no demuestra su perfección, no sé que más lo hará).

Los acontecimientos se desarrollan tal y como en el canon hasta el 5 de noviembre de 1981. Aquel día, los Dursley dejan al bebé Harry en una comisaría y de allí llega a un orfanato. 10 años después, Dumbledore va a darle su carta a casa de sus parientes… sólo para descubrir que hace mucho tiempo que el “monstruo” se había ido. Con la ayuda de Severus Snape, encuentra a Harry. La conversación que tiene con la matrona le recuerda tanto a la que tuvo 50 años atrás que el director se preocupa… y cuando conoce al joven Harry, el sentimiento sólo aumenta.

Harry es un niño hermoso, inteligente, de aspecto y actitud inocente… nada más lejos de la realidad. Harry Potter odia a los de su alrededor. Son estúpidos, prejuiciosos e inferiores a él. Y cuando descubre que es un mago, las cosas no cambian.

Su llegada a Hogwarts no puede ser más diferente: su plan es observar todo a su alrededor, ser una sombra hasta que llegue el momento. El sombrero lo pone en Slytherin, algo que a Harry no le importa, cualquier casa le vale para sus objetivos.

Slytherin es la mejor casa para nosotros. En Slytherin tendrá mucha más dificultad para ganarse la confianza de las otras casas, e incluso de sus casa, con todo ese prejuicio contra los que no son sangre pura. Sin embargo, si lo consigue en Slytherin, no tengo ninguna duda de que será grande (…).

El sombrero seleccionador  sabía que había hecho una apuesta arriesgada. La verdad era que aunque Slytherin era la mejor casa para ellos, también era la casa perfecta para el chico.

Sombrero a Profesores Capítulo 3

Las clases son aburridas, fáciles, pero Harry aprende, por sí mismo, algo importante: la magia obedece, la magia hace lo que quieres que haga. (Para cualquier persona que quiera escribir un fic sobre este mundo y no tenga idea de como orientar la parte mágica, le recomiendo encarecidamente esta historia).

Y después tenemos Defensa Contra las Artes Oscuras. Simplemente amé esta escena. Recordemos que el profesor está poseído por Voldemort, así que cuando Harry pregunta por qué la clase se llama así… bueno, el tartamudeo desaparece.

Le pregunté respondió Harry dejando de lado la cuestión del hombre para más tarde. Por qué esta asignatura se llama “Defensa contra las Artes Oscuras”. He leído el libro de principio a fin, y el libro sólo enseña algunos hechizos, maleficios y maldiciones, y un montón de teoría. También aparecen los contra-hechizos en el libro; supongo que esa es la parte de defensa. Sin embargo, si esa es la parte de defensa, a menos que los hechizos sean oscuros, no veo como van a defendernos contra las Artes Oscuras. Y si son hechizos oscuros, ¿por qué nos los enseñan si supuestamente son ilegales? Y ya que estamos en eso, ¿qué son las Artes Oscuras y quién decide que es clasificado como oscuro? Volviendo a la pregunta original, si estamos aprendiendo a defendernos contra magia que no es oscura, ¿por qué la clase se llama “Defensa Contra Las Artes Oscuras”? ¿No da eso una falsa sensación de seguridad, por no hablar de lo parcial que es, diciendo a los estudiantes que sólo necesitan defenderse contras las Artes Oscuras? ¿No da la idea de que todos los otros tipos de magia son seguros, que sólo las Artes Oscuras son malas?

Harry a Quirrell Capítulo 4

Como podemos ver, nuestro pequeño protagonista tiene muchas dudas al respecto; dudas que a la vez hacen dudar al Señor Oscuro de su idea de matar al Niño-Que-Vivó. Y el hecho de que, de alguna manera defienda las Artes Oscuras (cuando en realidad sólo ha hecho una pregunta lógica), hace que el resto de la escuela, que ya creía que era un engendro del demonio por estar en Slytherin, lo considere un futuro Señor Oscuro.

Al día siguiente, un Slytherin se acerca a él; un Slytherin al que el resto de la casa rehúye: Theodore Nott, hijo de un mortífago confeso. Obviamente los hijos de ciudadanos ejemplares que sólo servían al Señor Oscuro porque estaban bajo una maldición no pueden ser vistos en compañía de un mortífago leal. (Theo a Harry)

Y, pese a la incredulidad de Harry ante tamaña tontería, ese día hace una broma que se convertirá en realidad:

—Hmm, ya que soy, aparentemente, el próximo Señor Oscuro, deben de estar preguntándose si tú eres mi primer seguidor —observó Harry bastante divertido pero manteniendo un tono serio, y después volvió a su libro.

(…)

—¿Es eso? ¿Debo entonces dirigirme a ti como ‘Mi Señor’? —Cuando Harry le miró, era imposible negar la diversión en los ojos de ambos y Theodore Nott fue el primero en ver una verdadera sonrisa en la cara de Harry.

—No, no creo que eso sea necesario. Al menos en Hogwarts llámame Potter o Harry. Sin embargo, supongo que fuera de Hogwarts podrías llamarme ‘Su Excelencia’, que suena bastante bien, ¿no crees?

De verdad que no quiero destriparos nada, así que me mantendré con las descripciones detalladas en los primeros capítulos. Luego será todo general. Hay unas cuantas cosas que merecen ser tratadas en detalle, así que allá vamos:

Pasa todo un mes bastante tranquilo para Harry. Él estudia diligentemente y observa. Observa mucho. Todavía no ha tomado una decisión (pese a que sabe muy bien por donde empezar), pero todo cambia cuando 5 chicos mayores se acercan a él. Sabe lo que significa y sabe que sus planes van a cambiar. Esa noche, en menos de cinco minutos, la jerarquía de Slytherin es definida. Al igual que la ideología de Harry Potter, futuro Señor Oscuro (esto no es un Spoiler, al fin y al cabo el título es “El Alzamiento de un Señor Oscuro”).

—¿Y todo por qué? —continuó Harry— ¿Por la sangre? —le preguntó en voz baja, juntando magia en el índice y haciendo que cortase la piel de Jugson por donde pasaba el dedo—. Dime, ¿cómo te está ayudando ser un sangre pura ahora? —Preguntó Harry mientras su dedo creaba un grotesco patrón en la piel del otro chico, ignorando completamente los gemidos de dolor que el otro estaba haciendo— Lo que importa no es la sangre, Jugson, es la magia. ¿Entiendes? —preguntó Harry como si un profesor preguntase a su alumno.

—E-entiendo —y mirando a los ojos del niño frente a él, ¿cómo podría no entender?

—Buen chico —susurró Harry acariciando su mejilla como si fuera una mascota que había satisfecho a su dueño aprendiendo un nuevo truco—; Sólo para que no haya dudas, ¿dónde está mi lugar?

Jugson no tardó en responder.

—Por encima de mí —dijo con convicción, y cuando vio que los ojos de Harry perdían parte de su frialdad dejó escapar un suspiro de alivio.

El colegio no se da cuenta, pero Slytherin es diferente. Marcus Jugson, sexto año y antiguo supremacista sangre pura, sigue a Harry con los ojos llenos de reverencia, y un poco de miedo, pero sobre todo reverencia. Las cosas cambian todavía más tras la Navidad (de ese capítulo me gustaría rescatar una frase que le dice Harry a Quirrel/Voldemort: Siempre y cuando sean útiles no me importa de dónde vienen o quiénes son. ¿Qué me importa si el padre es fiel a Voldemort, si el hijo es leal a mí?): Draco Malfoy habla con su padre y vuelve a Hogwarts dispuesto a conversar con el nuevo líder no oficial de Slytherin. Una conversación que cambiará su vida:

—Vamos a dejar algo en claro —Harry les dijo con voz fría, y él no estaba hablando de un tono fuerte sino de uno bajo y frío que era mucho más aterrador que si hubiera estado gritando—. Tú no significas nada para mí —continuó mirando a Malfoy, haciendo que los otros tres se relajasen un poco, estaban bastante contentos de no ser quienes habían desagradado de alguna manera a Harry, la última vez que habían oído un tono similar venir de Harry cinco estudiantes mayores terminaron en la enfermería—. Tú no tienes absolutamente ningún valor para mí en absoluto. El hecho de que seas un sangre pura y un Malfoy no significa nada para mí. En este momento tolero tu presencia debido a que puede serme útil en el futuro, sin embargo, mi tolerancia para mocosos malcriados con delirios de grandeza es extremadamente baja, no importa cuán útiles podrían ser. Y estoy muy cerca de mi límite de paciencia. Si te pillo mirando a Theo así de nuevo te garantizo que no te gustarán las consecuencias. Lo que le pasó a Marcus fue porque yo estaba un poco molesto, tú estás camino a enfadarme.

Al día siguiente, la Corte de Slytherin está establecida con Harry Potter como el Rey. La Corte era algo que todos los estudiantes mayores conocían, pero hacía muchos años que se instauró la última. 50 años exactamente, con Tom Riddle como Rey.

Harry tiene planes, muchos planes, y la Corte hace que sea más fácil empezar. Él deja a los Slytherin libres, cada cual puede hacer lo que quiera, sólo hay 3 reglas básicas:

  1. Nunca, jamás, hablar sobre la supremacía de los sangre pura fuera de la sala común de Slytherin. Dentro de ella podían hacerlo, pero pobre de aquel que pronunciara la palabra sangresucia en su presencia o la de su corte.
  2. No intimidar a los alumnos de otras casas o, como mínimo, que no fueran pillados.
  3. Cada curso debía elegir un representante y sólo él podía hablar con la Corte.

El primer año de Harry Potter termina muy bien y sus vacaciones empiezan igual, cuando Draco lo invita a su casa a pasar los meses antes de septiembre. No voy a dar muchos detalles, pero os aseguro que los acontecimientos no son menos impresionantes por ello (Lucius Malfoy conoce a un chico inocente y su creencia dura unas cuantas horas… hasta que ve a ese chico inocente torturar a un hombre y matarlo –recordemos que Harry es un niño muy guapo a sus 11 años; Rita Skeeter también conoce a Harry Potter y su destino queda sellado). En ese mismo capítulo descubrimos que Voldemort ha vuelto con la ayuda de la piedra filosofal, que le devolvió su antiguo aspecto, joven y hermoso.

En segundo año, la Corte (Theodore Nott, Marcus Jugson, Draco Malfoy y Blaise Zabini) empieza a buscar nuevos miembros pues Marcus, el mayor, está a punto de salir de Hogwarts (va a trabajar en el Ministerio para Harry) y todos ellos son jóvenes, lo que podría crear malas ideas entre los mayores. Los elegidos son Adrian Pucey y Graham Montague (este último un supremacista sangre pura). Adoro ese capítulo por la conversación que hay (al fin y al cabo, lo que Harry hace, aún sin saberlo, no es rodearse de personas importante que le obedezcan en Hogwarts, sino buscar personas con su visión y que le sigan).

(…)Tomen la línea Black por ejemplo, todo el mundo la conoce, ¿cuál es el talento más conocido que tiene la línea? Además de su talento para las artes oscuras.

—Metamorfomago —respondió Montague casi de forma automática, a lo que Harry asintió.

—¿Y cuándo se manifestó el último con el talento?

—Hace cuatro o cinco generaciones —dijo Pucey después de algún tiempo.

—Te equivocas —respondió Harry, sorprendiendo a todos salvo su Corte—. Nymphadora Tonks, ella fue un estudiante de séptimo año el año pasado Hufflepuff, hija de Ted Tonks, un mago hijo de muggles y Andrómeda Tonks antes Black, una bruja sangre pura, lo que la hace una mestiza. La más reciente metamorfomaga de la línea Black.

Capítulo 9

Harry quiere cambiar el modo en el que la mayor parte del mundo mágico ve a los hijos de muggles: no son inferiores, no son débiles, al contrario, muchos de ellos son más poderosos que algunos sangre pura (y pone por ejemplo a Crabe y Goyle). Para Harry, lo importante no es de donde vienen, al fin y al cabo su madre era una nacida muggle y era poderosa, lo importante es la magia. Por eso no le gusta la prohibición de magia. Su objetivo es que la magia sea libre.

—¿Qué quiere decir con que no pueden? —preguntó Pucey mirando a Harry confundido.

—Las cosas no son tan simples como parecen. La verdad es que la mayoría de los libros sobre las tradiciones pertenecen a familias sangre pura y están en sus bibliotecas privadas. Hay pocos a la venta y los que hay son controlados por el ministerio a quienes pueden venderse debido a que algunas tradiciones fueron prohibidas por el ministerio. Por lo general, solo son permitidos a comprarlos a personas que tomen su maestría en historia o algo similar. Y aquellos que no son controlados por el ministerio, son muy difíciles de encontrar, ni siquiera Hogwarts los tiene. Tomando todo esto en cuenta, ¿cómo esperas que un mago de primera generación, un niño de once años obtenga la información?

Por último, las tradiciones de los magos. Las tradiciones no son “cuando te encuentres con un mago de un estatus superior, te inclinas”, las tradiciones son rituales, hechizos, fiestas (es Samhain, no Halloween, Yule no Navidad). Y muchas tradiciones son conservadas por familias sangre pura en secreto, pues fueron prohibidas por el Ministerio.

Poco después se unen dos miembros más a la Corte. Dos demonios. Los demonios de Gryffindor. Fred y George Weasley.

Y llegamos a sus 13 años. Llegamos a Sirius Black.

Debo decir que la escena del tren, la de los dementores, me gusta mucho más así: en realidad, Remus no está dormido, sino que es un hechizo que utiliza cuando no quiere hablar con nadie o cuando espía. Toda la conversación entre los amigos es escuchada por el hombre lobo, quien está sorprendido. Y cuando llega la clase del boggart… oh, sí, es perfecta. Ese año, antes de que Harry descubra la verdad sobre Sirius, hay dos nuevas adiciones a la corte: un pequeño león que no fue muy bien acogido en su casa tras perder la hoja con las contraseñas, y un cuervo rubio y soñador, que siempre sabe lo que pasa, razón por la cual toda la Corte (y sobre todo Harry), la escuchan. No creo que haga falta decir sus nombres. ¡Ya sólo falta un Hufflepuff! *risa malvada*.

 Moviendo los hilos en el Ministerio y en el Mundo Mágico, Harry consigue un juicio para Sirius, quedando este en libertad y con su custodia. En el tiempo que se ha quedado con Harry en el colegio, Sirius conoce muy bien la personalidad oscura, manipuladora y sádica de su ahijado, y también Remus, que no es ningún idiota. Así que Harry no tiene que esconderse tras la máscara de niño bueno en su casa. Y las vacaciones de Harry giran en torno a la biblioteca de los Black, repleta de libros y libros de magia oscura.

¡Y hasta aquí en español! La última actualización fue en Febrero, así que tal vez pronto vuelva.

Y ahora, en inglés. Es la primera vez que me animo a leer en inglés algo tan largo (suele tener entre 15 y 25 mil palabras por capítulo, más o menos), pero no podía esperar por la traducción. Así que le eché un vistazo, ¡y la verdad es que no cuesta mucho! El lenguaje empleado es sencillo y sólo necesité algunas veces del diccionario para palabras sueltas (¡me siento orgullosa de mi misma!).

En la traducción, el capítulo 11 está dividido en dos, resultando en 13 capítulos, así que yo empecé con el 14, sin darme cuenta de que me saltaba uno (hasta que mencionaron tantas veces la Copa de Quiddich que tuve que volver atrás).whisper_by_flayu-d35lnbp

Bien, ahora resumen rápido: Harry conoce a un antiguo y poderoso mortífago, Thomas Nacht… que es nada más y nada menos que Voldemort. Cosas pasan, más cosas, y al final Harry empieza a cartearse con ese hombre cuya magia tanto le atrae.

Y empieza el 4º curso en Hogwarts. El torneo de los Tres Magos. A principio de año, alguien entra corriendo en su vagón, un Hufflepuff (¡Sí!). No cualquier Hufflepuff, un Hufflepuff de Primera Generación (es decir, hijo de muggles) que es un genio en Encantamientos. Adoro esa escena. Allí es donde de verdad se ve que a ninguno de los anteriores supremacistas sangre pura les importa ya la sangre. Lo acogen, lo calman y lo ayudan. Wayne Hopkins entra en la Corte. Y junto a él su mejor, y único amigo, Cedric Diggory. Más tarde llegan los dos últimos miembros de la Corte (el que será el círculo interno), Viktor Krum y Fleur Delacour.

Es fácil ver como Harry se hace con la lealtad de todos ellos: Theo es un marginado, un hijo de un mortífago leal; Marcus admira el poder, y cuando Harry lo vence en unos segundos, Marcus le adora; Draco y Blaise se parecen un poco a Marcus, al igual que Adrian y Graham; los gemelos no encajan en su familia, sus hermanos mayores, los únicos a los que se parecían, se fueron, su padre está encerrado con sus cosas muggles y no les presta atención, dejando vía libre a su madre para que les compare con sus perfectos hermanos mayores, Percy les dice que son una deshonra la familia, Ron quiere tanto superar a sus hermanos que se ha convertido en un auténtico idiota, y Ginny es la niñita mimada de mamá, nadie les acepta por lo que son hasta que llega Harry; Neville es otro tanto, siempre comparado con su padre por su abuela, sin ser nunca el perfecto Gryffindor; Luna es una rareza en Ravenclaw, los otros niños burlándose de ella y, además, ella sabe que Harry es la mejor opción; Wayne es un nacido de muggle demasiado inteligente y poderoso como para que algunos sangre pura se lo tomen bien, y encima su familia, ultra religiosa, no pueden soportar el hecho de que su hijo no sólo sea un mago, sino también homosexual; Cedric es el hijo perfecto, guapo, inteligente, valiente, bueno, pero su padre no acepta nada menos de él, no existe Cedric, sólo existe “Cedric Diggory, el hijo de Amos Diggory”; Viktor va a un colegio de Artes Oscuras, donde la pureza de sangre es lo más importante, donde le dicen que su madre no sirve más que para dar hijos, aunque él sabe que su madre, hija de muggles, es mucho más poderosa que todos esos que la insultan; y por último está Fleur, con la suficiente sangre veela corriendo por sus venas como para que se note, siempre adorada por los chicos y envidiada por las chicas, sin ningún amigo, y cuya sangre mezclada le acarrea el menosprecio de muchos. Harry les permite ser lo que quieran, actuar sin ocultarse, les deja ser ellos mismos. Elles le pertenecen a Harry, y alguno de vosotros lo podéis ver como una relación de amo-esclavos pero, como dicen en la historia, Harry también les pertenece a ellos.

Y por último, la razón de que ADORE este fic, sin que esté siquiera acabado: Igualdad. He leído unos cuantos fics de Dark Harry, y en ellos Harry siempre se sometía a Voldemort, siempre se tenía que arrodillar ante él o llamarlo “Mi Señor”, y aunque en algunos parecía haber igualdad, siempre había detalles (el trono más pequeño, sometimiento involuntario, etc.). Aquí no. Aquí Harry es un Dark Lord, un Señor Oscuro por derecho propio, poderoso e inteligente. Y Voldemort no quiere que se arrodille ante él, para eso tiene a sus mortífagos, Voldemort quiere un igual a su lado. Y Harry es eso.

Ese verano surge el Señor Oscuro Thanatos y sus Ouroboros. ¡Estoy impaciente por ver como avanzará la historia!

¡Hasta la próxima!