Dime cuando

McDanno - 002Titulo: Dime Cuando – FF

Autor: Hide-fan

Ship: Steve x Danno – McDanno

Fandom: Hawaii 5-0

Capítulos: One Shot

Estado: Terminado

Resumen:

 

Como es posible que le valla todo tan mal es que ahí debe de haber algo que le hace que todo se arruine. De verdad que la vida le demuestra que lo odia,  el karma o algo que no lo deja ser feliz. Bueno no todo eso es  cierto ya que con su niña hermosa, su minito es feliz y con cierto seal adicto a ponerlo en peligro y hacer que le disparen cada rato, pero aun así es feliz (y es algo que jamás  admitirá) pero aquí la cuestión es porque la vida se encarga de joder las cosas cuando él se supone que está enamorado.

Pero desde que Rachel le pidió el divorcio, unos años más tarde, y se casó de nuevo con un tipo que le daba todo lo que Danny no había podido darle nunca, todo aquello que Rachel le había asegurado que no necesitaba mientras se tuvieran el uno al otro, desde que ella se había ido a vivir a Hawái llevándose a su pequeña y obligándole a dejar a su familia, a sus amigos, su trabajo, su vida. Todo había ido cuesta abajo y sin frenos.

Danny que era un buen hombre se preguntaba cómo era posible que no dejara de encender desgracia tras desgracia; cada vez que pensaba que ahora sí, y le dejara respirar un poco, entonces, ¡PAM! Otro golpe más.

Algún día se acabaría la mala suerte, esperaba. Pero tenía la pinta de que no iba hacer pronto.

 

McDanno - 001.png

 

-Ya, al final me alquilaran una habitación en el hospital de forma permanente. – Éste ya se parecía más a su Steve, quitándole importancia al asunto.

-No bromees con eso – le reprendió Danny. –  Tu mismo lo has dicho que yo soy quien lo pasa peor, pero no soy el único que se preocupa cada vez que acabas malherido,

– Soy consciente de ello, Danny

– Eso dices, pero, ¿realmente lo eres? – le espetó, alzando la voz mucho más de lo que pretendía y sobresaltando a Steve. – Vamos a hacer un pequeño ejercicio de memoria, venga. ¿Te acuerdas de cuando anduvimos detrás  de aquel lunático de las manos biónicas? ¿El que había grabado tu nombre en una bala y estaba totalmente dispuesto a utilizarla? ¿Te acuerdas de tu plan para detenerlo? –  le pregunto.

-Claro que me acuerdo. ¿Pero a qué viene eso? No paso nada aquel día

-No, no te pasó nada de milagro, porque tu plan era lo más irresponsable que uno se pueda echar a la cara.

-¿Se puede saber porque me estas metiendo la bronca por algo que pasó hace años? – Steve frunció el seño, sin entender a donde quería ir a parar Danny

-¿Qué porque? –  Yo te diré porqué. ¿Sabes lo que hice aquel día cuando llegué a casa?

-No. –Steve puso cara de <<Cómo diablos quieres que lo sepa?>>.

-Escribí  mi carta de renuncia. Estaba tan enfadado que lo único que podía penar era en marcharme de Five-0 y dejar que te apañaras tu por tu cuente, porque total, para lo que me escuchas.

Steve estaba alucinando.

-¿En serio? ¿En serio pretendías dejarme así como así? – Por la forma en la que formuló la pregunta, estaba claro que la mera idea le parecía totalmente inconcebible. –  Pero nunca llegaste a dármela. Ni si quiera me sacaste nunca el tema. ¿Qué te hizo cambiar de idea?

-Cuando me calmé me di cuenta que por muy difícil que sea ver como arriesgas tu vida una vez tras otra, peor seria irme y no saber en qué lio podrías estar metiéndote en cualquier momento. Sabía que me obsesionaría con ello. Así que llegue a la conclusión de que al menos, siendo tu compañero, puedo pretender que te controlo mínimamente y hacer lo que esté a mi mano para protegerte.

Steve esbozo una sonrisa de oreja a oreja, visiblemente aliviado

-Ya decía yo que era imposible que me dejaras. Si yo sé que no puedes vivir sin mí, Danno – De nuevo lo dijo de broma, y lo más fácil hubiera sido que bromeara a su vez también, pero ya había decidido que aquel era un momento tan bueno como cualquier otro para confesar la verdad de una vez por todas.

McDanno - 003.jpg

 

Anuncios