This colud not haven happene

mcdanno001

Titulo: This colud not haven happened

Autor: Elghin_Hall

Ship: Steve x Danno –  McDanno

Fandom: Hawai 5-0

Capítulos: Long Fic

Estado: Terminado

Resumen:

Todo empezó con una discusión contra Steve de porque era un maniaco irresponsable que se la pasaba saltando de los tejados  y todo esto es debido a que McGarret se ofreció  a cuidar a la pequeña Gracie mientras que a Danno le hacían su revisión médica reglamentaria.

Steve la había hecho la semana pasada y Rachel como siempre estaba fuera de la ciudad, pero que su precioso monito ande con Steve por una hora, una hora entera sin supervisión consiente de un ser humano coherente, “con su monito”, “su tesorito de trenzas y sonrisa graciosa”.

Y lo que menos quería era dejar a Steve con su monito tanto que prefería dejarla con Kamekona antes que con Steve. Pero como buen seal no iba rendirse así de fácil se la paso rogando que de la dejara que daño podría hacer ver una película de Disney y palomitas. Jugar un poco tanto fue su ruego que Danny termino accediendo a que se quede con él. En fin solo seria por una hora.  ¿¡Que daño pueda hacer!?

Dos minutos dentro de la casa de Steve con Gracie y Danno ya estaba llamado para ver si todo estaba bien, el Seal rodo los ojos, le aseguro que todo estaba genial y que están a punto de poner la película los increíbles, Danny protesto tenía que elegir el Seal una película tan extremista e irreal?, el Seal lo callo diciendo que no había una sola película de Disney que no lo sea.

Dos segundos después le cortó disponiéndose a disfrutar de un momento calmo y semi familiar con la pequeña que se reía de la respuesta del Seal a su padre, y sentándose a su lado mientras Steve ponía play a la película.

Tres horas después mientras Gracie tomaba un jugo y hacia sus deberes, Steve caminaba en círculos como león enjaulado desesperado porque Danno no aparecía por ningún lado y ni contestaba el celular. En los primero 15 minutos Steve ya estaba preocupándose porque no le llamo ni se contacto con él pero logro convencer a su equipo de que no estaba sobre actuando al transcurrir dos horas sin noticias.

//\\//\\//\\//\\//\\

– De acuerdo pensemos… él en lapso de cuatro horas algo retuvo a Danny para no llegar con Gracie y ahora esta así… como un puto crio… ¿Alguna idea? Porque esto simplemente no puede ser…- dijo con los ojos agigantados y señalando al joven de 17 años en su oficina.

– Jefe – Kono tomo aire y todos la miraron – Tenemos cámaras en todo el recinto donde Danny entro a la clínica, pero ninguna lo capto salir del edificio… sin embargo lo encontraron en la zona de Talahula, cerca de una de las fiestas ambulantes de Kime, el dueño del autobús… aquí y aquí – señalo en la pantallas… solo tenemos que descubrir como llego a mas de 7 kilómetros de distancia sin salir de la clínica…y porque termino… ¿Así? – suspiro el rostro dulce de Kono era pura consternación.

– Oh… que bien y que le digo a Gracie mientras tanto…- era la primera vez que se lo veía a Steve tan perdido, y Chin tomo las riendas sin pensárselo dos veces.

– Prima, tu ve con los chicos de la fiesta y con Kime, averigua cuando subió al autobús, si estaba con alguien y donde lo bajo y si bajo solo, yo y Rori iremos a la clínica, alguien tiene que haber visto algo dentro del recinto, Steve…- Steve que había permanecido callado y atónito por ser dejado de fuera del escrudiño… pero se sentía extra extraño y se sentía mas en un sueño descabellado que en la realidad en la que lucha a diario.

– ¡Steve! ¿Me estas escuchando?- pregunto chin poniendo su mano en su hombro.

– ¿Uh?- levanto la mirada de la computadora.

– Ve con Grace y llévate a Danny –

– ¿Cómo? ¿A mi casa? ¿Con su hija?- susurro azorado.

– Si… ve la manera de explicarle a la niña, nosotros nos ocuparemos de los huecos y de como es que el oficial Williams no está aquí… -dijo cuando vio a Daniel salir de la oficina arrastrando la silla con el.

– ¡Eh! Al menos podían darme una coca tengo sed… – el Seal se lo quedo mirando mientras todos se ponían manos a la obra, y Danny vio como se marchaban y se lo quedo mirando a él, Steve alzo las cejas, este Danno era algo que no sabía que podía ser el detective, y un silencio prolongado se estaciono entre ellos…

– Ok… y tu… grandote, no puedes darme algo de beber o se lo pido después a la señorita ¿Que se fue? ¿Va a volver no?…. tú me das miedo…- Steve se exalto con esa acotación.

– ¡¿Que yo?!- el joven rubio solo asintió levemente pero perceptible, con esa mueca que conoce de su compañero cuando duda, entrecerrando un ojo y rascándose el cuello debajo de la oreja.

Pero intento reponerse y digerir el hecho de que ahora Danno, su detective, compañero, Danno tiene unos 17 años y no sus 37 como debe de ser y no le recuerda de nada, dio unos pasos hasta él y procedió a sacarle las esposas, guardarlas en su bolsillo trasero, Danny levanto la cabeza para mirarlo quedandose asi hasta que dijo lo primero que cruzo por su cabeza.

 

– Demonios eres altísimo – dijo sin recaudo y Steve ni siquiera sabía que responder a ello moviendo la boca como pez fuera del agua, pero termino sentenciando.

– Es no importa, tú te vienes a casa conmigo.- ordeno,y dio unos paso a la puerta, hasta que el chico lo interrumpio.

– Wow, Wow… Al menos pídeme una cita antes – protesto el rubio viéndose arrastrado por el Seal.

– ¿Cómo?- volteó a verlo.

– Bueno… eso…- dijo mas nervioso que antes – Que si.. Bueno me llevas a tu casa… al menos compra me un helado no?- dijo con las mejillas rojas y la mirada clavada el piso.

El desconcierto del ex Seal era tan abrumador que no puedo contestar a nada de eso, el joven Williams estaba adorable con sus mejillas sonrojadas y moviendo el pie en el suelo, lo cual le hizo sacudir la cabeza y soltarlo del codo, tenían que aclarar las cosas ya.

//\\//\\//\\//\\//\\

En su pedazo de playa. Danno estaba con un bañador de él, que le caía sobre la cadera a la perfección, salió mirándolo detenidamente, el cuerpo de Daniel no había cambiado mucho, era igual de recio y musculoso, tenía menos vello en pecho pero aun si tenía la misma forma, ahora que lo pensaba no era más bajo por ser más joven, tenía la misma estatura.

 

Se cruzo de brazos y sonrió placido al verlo salir así del agua, tirándose el pelo hacia atrás.

 

– Hey!- dijo Danno.

– Hey… ¿Cómo es que estas nadando?-

– Con semejante playa frente a la casa ¿Quien se resiste? – pregunto divertido.

– Pensé que solo nadabas por supervivencia no por diversión – acoto mientras lo veía acercarse.

– No me divierte pero me distrae, me sentía bastante inútil viéndote trabajar –

– Danno…- Danno había tomado la toalla de la orilla donde la dejo y se seco un poco, el Seal no lo noto, pero mientras hablaban Danno caminaba hacia él con una mueca picara.

– Nada, no importa es tu trabajo y aunque seamos del mismo equipo no entiendo nada de eso – soltó la toalla aun costado y lo abrazo.

El Seal se quedo de piedra, con los brazo a un costado abiertos, sin tocar al que era el detective, dejándose abrasar y sentir como Danno acomodaba su cabeza en su pecho y se quedaba allí.

 

– Sabes no te dará lepra si me respondes el abraso Steven.- dijo soltándolo.

– ¿Cómo?- el Seal aun no caía.

– ¿Que me abrases demonios porque estas así? ¿Tanta impresión te da verme con este aspecto?- y el Seal frunció el Ceño porque ese tono enojado y directo era como que recordaba exactamente quién era el detective.

– ¿Aspecto? -Trago pesado, su cabeza rebobinaba todo lo hablado con Danno pensando donde se confundieron más las cosas pero sin llegar a conclusiones, la cristalina y demandante mirada del detective lo hizo huir por la tangente.

– Es que me mojaste todo Danno…- se miro la ropa y la marca del cuerpo húmedo del rubio había empapado su camisa y pantalones adhiriendo las prendas a su piel.

– Ah… lo siento… Esta fría el agua ¿no?- acoto haciendo una mueca de disculpas adorable.

– Si, lo sentí – dijo escapando del asunto, si este Danno fuera el otro Danno, su Danno tal vez no hubiese sido tan fácil escapársele.

//\\//\\//\\//\\//\\

 

Danno pasaba tranquilamente por el pasillo y veía las fotos que antes con kamekona le había mostrado y que habían revisado cuando los dejos a solas Steve, fue en ese instante que se percato de que el no debería tener 17 años, y que recordara ese cumpleaños como hacia solo dos días de haberlo festejado no ayudaba, suspiro cansado, de lo único que podía estar seguro era de Steve y eso lo tranquilizaba, incluso lo hacia sonreír.

 

Luego de colgar y de empezar a ponerse la camisa sobre a piel fría de agua de mar, vio como Danny lo miraba desde la puerta del cuarto.

– Eh ¿sí?-

– Entonces… ¿Cuando se supone que volveré a ser yo?-

– Pues creo que en un día mas Danno, es lo más probable después de saber de estas chicas…-

– Ah…-

– ¿Pasa algo?-

– No nada… me gustan esos tatuajes…- dijo mirando la toalla en sus manos algo sonrojado.

– Danny creo que tenemos que aclarar algo…-

– Si claro…- Daniel no le miro solo lanzo la toalla sobre la silla de su cuarto cuando avanzo unos paso hasta el.

 

El Seal miro estos movimientos, casi sensuales sin decir un apalabra hasta que tuvo a Daniel jugando con los botones de la camisa que el había abotonado, no es que pudiera decir mucho después de que Danno lo mirara directo a los ojos y el pudiera reconocer las intenciones dentro de la joven y cristalina mirada.

 

– De que quieres hablar…- susurro sugestivo ladeando la cabeza, jugando con los botones y el Seal levanto las cejas sin apartar la mirada ¡Mierda le estaba coqueteando!, ¡¡Daniel Williams le estaba coqueteando!! El corazón se le fulmino en ese instante.

– Danny…- apenas pudo repetir, atragantándose con su propia saliva, como una leve advertencia que el rubio ignoro.

– Me gusta más que me llames Danno, Steve…- el tono de vos era bajo y suave, el Seal sintió como un cosquilleo subió desde donde Daniel jugaba con su camisa y desabrochaba los botones hasta la nuca, no era raro e incluso lo sintió placentero.

– Danno… Nosotros…-

 

Elevo las manos a los hombros desnudos y húmedos del joven, que parecía que tenia la hormonas algo alborotadas y solo pretendía apartarlo amablemente, pero el calor de ese cuerpo suave y fuerte le llego hasta mas de uno de su centros nerviosos, dilatando su vista, viendo al hombre frente a el demasiado hermoso, también agudizando su olfato que percibió el aroma de Danny mezclado con sal marina, provocando que la boca se le secara.

 

– ¿Si?-

 

El joven rubio elevo la mirada celeste una vez mas, tan clara, sin detener sus manos un momento, Steven realmente no tenia palabras, Danno lo estaba avanzando y el solamente no se lo podía creer, no podía pensar claramente cuando las palmas frías y con algo de arena se apoyaron en su abdomen como una caricia o como subieron por sus pectorales, deslizándose por su cuello y recorriendo sus hombros hacia a fuera, dejando caer la camisa al piso.

 

De repente sintió volver a su corazón de algún rincón de su cuerpo donde se había escondido con un palpitar fuerte y sordo, Danno seguía acariciado su torso, sus tatuajes, hasta que apoyo su nariz en su pecho, sintió que inhalaba profundamente abrasándolo y dejado caer su cabeza allí; lo abrazo, la piel de Danno semi cubierta por arenisca estaba algo fría, era algo tan intimo, tan tierno que le lleno un espacio que no sabía tenia vacío… suspiro sin más apretándolo contra él, que demonios le pasaba…

//\\//\\//\\//\\//\\

Un excelente fic desarrollado en una especie de AU divertido y con sus momentos tiernos y un  poco HOT. Que lo disfruten y que les gusta tanto como a mí.

 

 

mcdanno_wallpaper_by_galadriel34-d7fed8g.jpg

 

 

 

Anuncios