No necesito dormir. Necesito respuestas III: Molestar por molestar ¡HAYA PAZ!

tumblr_inline_nn9q64DZwr1r61mmt_500

Un dato sobre mi: no me gusta cabrear a las personas. Eso hace que deteste llevar la contraria en temas que, en principio, no me parecen fundamentales. Mi reticencia es mayor cuando conozco a la otra persona y sé que se cabreará. Esto hace que me eche para atrás en las cuestiones del fandom, sobre todo cuando se discute sobre OTPs.

En principio no tengo problemas en dejar esas discusiones, pues no puedo obligar a alguien a que desista de su ship u obligarle a ver el mío. Es estúpido y de mal gusto (a mi no me gustaría que intentaran convencerme de dejar de lado cualquiera de mis parejas).

Y supongo que por eso estoy aquí: porque me cabrean las personas que hacen eso. Todos los que estáis leyendo esto seguiréis páginas o estaréis en grupos de distintos ships, o puede que algún grupo multi fandom. En dichos grupos multi fandom hay de todo: Johnlock, Mystrade, Holmscest, Destiel, Wincest, Hannigram, Stony, Stucky y un larguísimo etc. Puede que de todos los que he mencionado, haya dos o tres que no shipeéis (o que ni siquiera conozcáis), incluso que odiéis (Destiel y Wincest son enemigos mortales, igual que Stony y Stucky), pero eso no significa que debáis ir a insultar dicha pareja.

Cuando me encuentro con un fic de una pareja que no me gusta, o una imagen o una de las numerosas teorías sobre esa pareja, analizando una escena de 5 segundos y diciendo que es una prueba irrefutable de la veracidad de dicho ship, simplemente paso de largo: no soy quien para menospreciar esas teorías y mucho menos para meterme con una imagen.

Soy realista (y os invito a que también lo seáis) y admito que la mayoría de mis ships son pocos probables, y que muchas teorías son un poco rebuscadas (aunque debemos admitir que hay algunos guionistas que saben entrelazar unos acontecimientos que parecen nimios y darles trascendencia temporadas ─o libros─, más tarde, haciendo que nos demos cuenta la segunda vez que vemos esa escena), pero definitivamente no “vemos lo que queremos ver”. Supernatural mismo nos lo dijo: SUBTEXT. Muchas de las cosas que los fans vemos no son imaginaciones nuestras, están allí; han sido cuidadosamente colocadas para ser tomadas como el espectador quiera: ya sea en serio (por los fans de dicha pareja), en broma, como un comentario de pasada sobre la sexualidad que rápidamente es ridiculizado, o como una muestra de amistad o fraternidad. Todas estas cosas nos llevan al queerbaiting, ampliamente discutido y motivo de numerosos enfados.

Así que lo de “imaginaciones nuestras”, poco.

Pero eso no era lo que quería discutir, pese a que es un argumento, sino el hecho de que haya personas que se metan en foros, grupos, blogs, post, etc. para rebatirlo: NO, repito, NO vas a conseguir nada diciéndole que su ship es falso o que la teoría es una idiotez o que nunca va a ser real, NADA. ¿Y qué es lo que se gana? ¿La satisfacción de haber cabreado a alguien? ¿A más de uno? ¿Qué es lo que se busca conseguir? Simplemente no lo entiendo.

¿Por qué no podemos estar todos en paz en nuestros fandoms de series, libros y películas, sin que surjan peleas por las parejas, sin que nos insultemos por tonterías? Sí, tonterías. Soy una gran fan  de los debates, pero por cosas importantes, por cosas que tengan trascendencia en la vida y por las que creo que merece la pena luchar e intentar cambiar la mentalidad de otros. ¿Qué importancia tiene que a uno le guste Stony o Stucky, o Sterek o Stydia? ¿Por qué querría yo que un desconocido en internet cambiara de opinión sobre su ship? (Sólo puedo compararlo con una madre que intenta decirle a otra que su hijo es feo, y a ver si quiere compartir el suyo. Comparación un poco estúpida, lo sé, pero me ha pasado por la cabeza mientras escribía esto).

En todo caso, al final el que tiene la última palabra es el creador y nuestras peleas sólo harán que nos creemos mala fama, más de la que ya tenemos.

No necesito dormir. Necesito respuestas II “Homofobia en en el yaoi”

tumblr_inline_nn9q64DZwr1r61mmt_500

Voy a comenzar diciendo que es posible que este post moleste a alguien. No es esa mi intención, sólo quiero mostrar mi punto de vista y, tal vez, intentar que se vea el problema.

Para empezar, una pequeña clase (tal vez innecesaria) sobre el vocabulario del yaoi.

El Yaoi, como bien sabemos, es el término japonés designado al manga y anime que muestra una relación entre dos hombres. Este género está más orientado hacia un público femenino, a diferencia del bara. En el yaoi se conoce tres tipos de personajes: los semes, los ukes y los sukes. Los semes son los activos de la relación, los ukes son los pasivos y los sukes… bueno, los sukes son los versátiles, los que han estado en ambas posiciones.

Yo empecé dentro del mundo del yaoi antes de pasar al slash y todavía me gusta (los 16,6 GB de memoria que ocupan los mangas de mi disco duro dan fe de ello), pero no puedo sino observar y asombrarme ante la homofobia (y me atrevería a decir machismo) que abunda hoy en día entre los fans del género.

La última vez que estuve leyendo los comentarios de alguna de las decenas de páginas de yaoi que sigo en Facebook, me quedé estupefacta ante las burlas e incluso las discusiones que surgían porque dicho personaje de cierto manga o anime era seme. No sé como vais en el mundo del yaoi, pero hay pocos mangas de los que se hacen anime (largos, no OVAs de 2 o 3 capítulos) y uno de los últimos que salió fue Love Stage, un manga divertido y entretenido. Love Stage trata sobre Izumi, un chico universitario al que le gusta el manga y que no destaca dentro de una familia llena de artistas. Izumi tiene un trauma por haber sido obligado por su madre a vestirse de niña para un comercial cuando era sólo un niño y le ha cogido asco al mundo del espectáculo. Por otro lado, tenemos a Ryouma, un actor y cantante que tiene bastante fama y que está enamorado de Izumi… de Izumi, la niña que conoció en el rodaje del anuncio 10 años atrás. Y un día, por cosas del destino que no voy a contar, Ryouma e Izumi se vuelven a encontrar y el primero descubre que la chica de la que estuvo enamorado durante 10 años es en realidad un chico. Y el enamoramiento no se le pasa, así que decide que no importa, que lo quiere. El problema de los fans llega ahora: Izumi no es típico uke que se resiste a los avances del seme, sino que investiga y aprende sobre el sexo gay, dispuesto a hacerlo (aunque la primera vez no es lo que se pudiera decir “memorable”) y Ryouma está muy alejado del estereotipo de seme, de hombre frío y al que le importa bastante poco lo que quiere su enamorado.

bu8lqatiaaalz-f

Ryouma es el segundo de abajo

Y parece ser que eso no gusta a los fans, que lo comparan con sus predecesores en el anime (porque os aseguro que el mundo del manga es un poco más amplio, a pesar de que por el momento no he encontrado ninguno en el que la pareja sea versátil) y lo tachan de nenaza, vergüenza y uke en el armario (que ya llegaremos a esa manía de creer que el pasivo es inferior al activo).

Así que tenemos un uke al que le gusta el sexo y lo busca y un seme que es atento y amoroso. ¡¿A dónde vamos a llegar, por dios?! Llamadme loca, pero las violaciones no me van nada, gracias.

Hemos llegado a un punto en el que llamar uke a alguien es igual a insultarlo. No, señores, no. ¿Os gusta ver a dos hombres follando? La respuesta es sí, o no estaríais viendo yaoi. Pues dejad a un lado esos prejuicios homófobos que tanto daño hacen, esas bromas que escuchas de los típicos machitos, bromas que no mencionaré porque son de muy mal gusto. Y a las mujeres que hacen ese tipo de comentarios (que son la mayoría del público de este género), os digo que además de homófobo es machista. ¿O es qué porque un hombre disfrute estando abajo, es menos? ¿El hecho de que se la metan lo hace menos hombre o, más importante aún, menos persona? Espero que veáis lo contradictorio de este pensamiento.

Y esto no pasa únicamente en el yaoi, que os creéis que sí, pero no. Lo he visto en el slash e incluso en libros homoeróticos. El recuerdo más reciente es de un comentario en un fic original que había escrito, en el que me decían que hubieran preferido que X hubiera sido seme (el fic tenía dos escenas de sexo y fue “versátil”). Me quedé ciertamente estupefacta, pues no estaba segura de que les había impulsado a creer que el personaje X era seme o porque Y tenía que ser uke, cuando a nivel físico eran iguales (recordemos que una de las características del yaoi es el aspecto físico estereotipado de los protagonistas, siendo el seme alto y fuerte y el uke más bajo, inocente y “femenino”).

Este tipo de discusiones surgen en todas partes: ¿Drarry o Harco? ¿NaruSasu o SasuNaru? ¿Castiel arriba o Dean? “Bueno, Castiel es un ángel poderoso que mata sólo con chasquear sus dedos”, “Dean es un cazador que nunca dejaría que lo pusieran abajo” “Dean es más alto”… NO. ¡NO! ¿Qué más da que Castiel apareciera como un ángel patea traseros? ¿Qué importa quien haya matado a más demonios? ¡Nada! No estamos discutiendo sobre quien debería encabezar una lucha, maldición, estamos hablando sobre sexo, sobre hacer el amor. Es como hace 500 años, cuando la postura “adecuada” era la del misionero. No, señoras y señores, en el sexo no hay nada “adecuado” o correcto o lógico.

Damas y caballeros que lean esto y al que les gusta el yaoi, me gustaría que reflexionarais. ¿Qué es lo que buscáis? ¿Qué queréis ver? ¿Dos hombres follando, dicho crudamente, o a un hombre que parece una mujer en el papel de una mujer? Para eso veis shojo. No digo que los hombres tengan que ser todos altos, musculosos y peludos, pues las personas vienen en distintos tamaños, colores y personalidades, pero no os quejéis de que el “seme” tenga aspecto de osito de peluche o no actué como un bastardo egoísta y celoso.

He sido muy cruda en mi vocabulario, lo sé, pero os aseguro que me contenido mucho.

Si habéis llegado hasta aquí, ¿qué pensáis?

Nuevas Secciones

Estoy viva, si, que no publicara los dos últimos jueves no significa que no me importe el blog, la salud que no me dejó. Pero este jueves está controlada y me deja. Pues bien, como dice el título habrá secciones nuevas y ya nuestra compañera Andreea empezó con ellas. No dejaremos de lado las reseñas ni mucho menos, pero lo hacemos para que el blog sea más dinámico.

Las tres secciones más importantes de las que hablaremos en el blog serán:

Reflexiones sobre temas Slash:

Esta es la sección que inauguró Andreea con dos buenas reflexiones, en esta sección (no siempre estará en el blog. es decir, no haremos reflexiones día si día tambien, intercalaremos las entradas) hablaremos de casos sobre parejas Slash como hizo Andreea con las entradas de: No necesito dormir. Necesito respuestas I “La homofobia del Queerbaiting”Sterek es sinónimo de perfección.

Los ejemplos anteriores son perfectos para explicar esta sección y su cometido, así que creo que no se necesita que explique más nada.

Entrevistas a Autoras de Fanfiction Slash:

En esta sección entrevistaremos a toda clase de autoras y autores que escribes fics con temática Slash que sean buenos y que la gente necesite saber de ellos. ¿Cómo? Pues con unas pocas preguntas y siempre antes de empezar con las preguntas que les hicimos y ellos respondieron, poner los links de donde podemos leerlos y sus diferentes redes sociales.

Sencillo, ¿verdad? Pues espero que la semana que viene tengamos la primera entrevista.

Vocabulario Slash:

Esto se le ocurrió a Andreea, y os preguntaréis, ¿en qué consiste? En que cada cierto tiempo haremos una entrada con varios conceptos que no son muy manejables y los pondremos todos en una de las pestañas del blog para que los tengáis a mano sin tener que ir entrada por entrada buscando. Conceptos tales como: AU (Alternative Universe), Lemon, ect.

En esta sección podéis preguntarnos sobre conceptos que no sepáis, podéis hacerlo por cualquier entrada de esta sección y nosotros trataremos de deciros lo que significa con la mayor brevedad posible.

¿Os gustan las nuevas secciones? Puede que haya más en el futuro, pero quien sabe. Por el momento tenemos estas tres, pero esperemos que duren estas tres nuevas secciones.

No necesito dormir. Necesito respuestas I “La homofobia del Queerbaiting”

tumblr_inline_nn9q64DZwr1r61mmt_500

Lo sé, os encanta el título de esta sección

Así es gente. Muchas veces me he metido en debates sobre Destiel, pero realmente hasta ahora nunca había visto tan claro el hecho de que la serie ES homófoba. No lo he descubierto en medio de una discusión, sino leyendo un comentario en un vídeo sobre Destiel y el Queerbaiting (que ya da para mucho) sobre el capítulo 22 de la décima temporada. ¿Y sabéis lo peor? No es la única, es algo que se repite en cada serie (al menos estadounidense)

El comentario decía que en algunas series se da por sentado que dos personas van a estar juntas, casi desde el primer capítulo, porque son compañeros y un hombre y una mujer. Sabéis de que series hablo, ¿verdad? Sí, las policiales, donde una mujer policía empieza a trabajar con un hombre un poco especialito con el que no se lleva nada bien (Bekett y Castle; Lisbon y Patrick en El mentalista) o un agente del FBI con una mujer increíblemente inteligente que no tienen nada en común pero que finalmente resulta que hacen buena pareja (Bones y Booth) o no sé yo cuantos ejemplos más.

Travis y Wes 3 Travis y Wes 4

Danno - Steave 4

Capítulo 3×05

Pero resulta que cuando dos hombres son los compañeros nunca se da esa relación romántica, pese a que ESTÉ allí. Véase el caso de Hawaii 5.0, donde la tensión sexual entre Danno y Steve es innegable o, mejor, en Common Law, donde dos compañeros deben ir a terapia DE PAREJA porque tiene problemas de comunicación y no paran de pelearse (es la serie romántica más bonita que he visto). Pues bueno, resulta que en el caso de Bones, Castle El mentalista  no hay problemas en meter a los dos protagonistas como pareja, pero si los esos dos son hombres, lo que hacen es meter Queerbaiting.

7×01

Volvamos a Supernatural. Una cosa que me molesta (y creo que cabrea a muchos fans de Destiel), es saber que de ser Castiel mujer, habría romance. Es obvio. Si Castiel hubiera ocupado el cuerpo de una mujer, Dean se habría enamorado de él. Los escritores no habrían puesto ningún reparo en mostrar una relación romántica tormentosa entre un ángel del Señor y un cazador (recordad que tuvimos eso entre Anna y Dean), pero ¿os imagináis lo que sería que el ángel que salvó al protagonista del infierno se enamorara de él? Sí, precioso. Pero resulta que ese ángel es hombre. Y, pese a que se dijo
que no tenía ni sexo ni orientación sexual, ¡lo hacen heterosexual! Dejemos de lado a Dean por un rato, dejemos de lado que sea hetero (ni me hagáis empezar a hablar de las escenas que nos pueden hacer creer que totalmente hetero no es que sea), ¿pero Castiel? ¿Por qué tuvo que ser él heterosexual? ¿Por qué las escenas románticas en las que se ve involucrado son todas con mujeres? ¿No se suponía que no tenía orientación sexual?

Realmente, pese a que amo de slash con toda mi alma y disfruto de las escenas con dobles sentidos, hay un punto en el que una se harta; un punto en el que te paras a pensar y no puedes sino ver una actitud despreciable de aquellos que escriben los guiones.

El Queerbaiting es una absoluta burla hacía las personas homosexuales y a los que defienden sus derechos aún sin serlo, es defender las inocentes mentes de las personas homófobas a las que les daría algo si de repente apareciera en escena una pareja gay. Porque el Queerbaiting es eso: insinuar que hay una pareja gay para que cierta parte de los espectadores se sientan identificados, pero luego tratarlo como una broma para que el público homófobo (porque sí, cuando te niegas en rotundo a que un personaje sea gay por la única razón de que no lo quieres ver en pantalla con otro tío, es ser homófobo), no se cabree y se ponga insultar o dejen de ver la serie.

Ejemplo: The Walking Dead, Aaron y Eric. Los fans de la serie recordaremos que hay un capítulo precioso (el 5×11) en el que aparece un beso gay romántico y muy tierno. Aunque no a todos les pareció romántico y tierno. En Estados Unidos, muchos calificaron esta escena como «vomitivo», «decepcionante» y «vergonzoso» entre otras cosas (Buzzfeed ha recogido algunas de esas “perlas”). Entre algunos de esos comentarios estaba la acusación de que los productores hacen lo que hacen todas las series: meter a un personaje gay, sin saber que los productores no han metido la mano allí, que esa pareja es canon del comic (sí, hay comic). También hay uno que dice que “las personas heterosexuales” no pueden tener ni una serie para ellos, que los gays han invadido todo.  En fin, un episodio muy vergonzoso. Como dice Buzzfeed, prioridades gente, prioridades, que parece que da más asco ver a dos personas besarse que todas las mierdas sangrientas que hay en cada capítulo.

 ¿Sabéis porque digo que el queerbaiting muestra el lado homofóbico de las series? Bueno, una aclaración, tal vez las personas que escriban esto no sean homofóbicas, puede que no odien a los homosexuales, pero de alguna defienden ese odio de forma indirecta, al impedir una mayor interacción de esos personajes para no ofender a los homófobos. Y eso es justo la razón de que sea homófobicas. El simple hecho de “proteger” a los discriminadores antes que a los discriminados los hacen cómplices del crimen.

Lo último que quiero discutir es sobre “los fans y los escritores”. Creo que a estas alturas muchos fans de series y películas (pero sobre todo series), hemos entendido que como que no importamos: matan a nuestro personaje preferido, lo juntan con alguien que odias, sacan de escena a alguien que adoras sólo para sustituirlo por otro, etc. Eso hace que te preguntes cual es el objetivo de los escritores y productores. ¿Toman nuestras opiniones en cuenta? Pues a veces sí y a veces no. A veces el fandom odia tanto a un personaje que deciden darle muerte, otras veces saben que lo que queremos es una escena lacrimógena entre dos personajes y nos la dan, incluso conocemos casos en los que deciden juntar a dos personajes porque a los fans les gusta. Y aquí es donde quería llegar. Hacer un ship canon porque el fandom lo adora. Lo digo por Olicity (Oliver y Felicity) y Hannigram (Hannibal y Will Graham). Este último estuvo a punto de matar a más de uno de un infarto, incluyéndome. Pero, ¿sabéis cuál es la diferencia? Que en el caso del primero no hubo necesidad de anunciarlo por Twitter, simplemente hubo una escena en la serie para mostrarlo. ¿Pasó lo mismo con Hannigram? Oh, no. Bryan Fuller tuvo que mencionarlo muchas veces en twitter, a cada capítulos. Los fans veíamos Hannigram, pero después de todas las putadas (con disculpas), que nos han hecho, no sabíamos si esas escenas con dobles sentidos eran lo que parecía o simplemente más queerbaiting. La serie realmente no muestra ninguna escena romántica en sí, ningún beso ni palabras de amor (directas), pero lo es; es real. ¿Y sabéis lo más divertido? Que un día andaba por una página de series, Pordede.com, y vi un comentario en Hannibal en el que se preguntaba cómo era posible que la gente pidiera beso en la  última escena, cuando los sentimientos que se profesaban eran de amistad (y añadía que Hannibal era una gran serie). Cuando le dije que no, que el creador había dejado claro que era un amor romántico dijo que se habían cargado la serie, que Hannibal no es homosexual y no sé cuantas mierdas más. Al final eso de “canon” no es tan obvio en Hannibal como lo es Arrow.

Ya sé que no me tocaba hoy, la entrada incluso estaba programada para el miércoles, pero estuve un rato por internet y por el fandom y mis ánimos se han vuelto a encender.

¿Qué creéis? ¿Os parece que el queerbaiting es una manera de apoyar o de denigrar la homosexualidad?

Espero vuestros comentarios, ya sea por aquí o por facebook 😉

Un abrazo enorme de una Fangirl Cabreada,

Virginia Andreea

Pensándolo bien, creo que en esta entrada se echará en falta una pareja casi primordial, Sterek, pero estaba trabajando en otro artículo, exclusivamente sobre él, así que tranquilos ♥